martes, 12 de junio de 2018

HIBRISTOFILIA: Enamoradas de monstruos.

¿Quién se enamoraría de un hombre que es un DEPREDADOR SOCIAL?

A pesar del terror y del rechazo del resto de la sociedad, algunas mujeres se sienten fuertemente atraídas por asesinos y maltratadores, a pesar de poner con ello en peligro su propia vida. Muchas de ellas, se encuentran casadas o prometidas con hombres que se encuentran cumpliendo condena por algún delito o crimen.

En el caso de Charles Manson, muchas mujeres le escribían cartas de apoyo, de comprensión y de amor y se las enviaban a la cárcel. Algunas han llegado a casarse con estos asesinos en prisión. Otras conocen a estos sujetos, cuando acuden a la cárcel por diferentes motivos: abogadas, asistentes sociales o voluntarias.

La HIBRISTOFILIA  consiste en la atracción y en el amor que sienten ciertas mujeres por los asesinos, agresores o maltratadores. Este sentimiento, incomprensible para el resto del mundo, se encuadra dentro de una patología que es estudiada y analizada por psiquiatras y psicólogos, desde hace años. Algunos profesionales creen que pudiera ser un tipo de parafilia, aunque no aparece recogida en ningún manual.

Desde la psicología, se cree que esta atracción surge en mujeres con una importante carencia en su autoestima, por haber sido privadas en su infancia del afecto de su padre, madre o ambos, y que puede compensar dichas carencias, proyectando la figura paterna o materna en estos hombres.

Se cree que hay tres motivaciones que lleva a estas mujeres a elegirlos.

1. Amor redentor. Creen que a través del amor podrán cambiarlos y convertirlos en buenas personas.

2. Amor maternal. Sienten compasión y ternura por estos sujetos, en un intento de proteger al niño que una vez fueron.

3. Fama y notoriedad. Salir de su anonimato y/o lucrarse económicamente.


Perfil de mujeres que se enamoran de delincuentes y convictos:

-Baja autoestima.
-Necesidad de tener ellas el control.
-Víctimas de abusos y violencia en sus anteriores relaciones.
-Fantasías de redención, de ser las "enviadas" para cambiarlos.
-Entre 30 y 40 años puede haber un instinto maternal mal desarrollado.
-No los consideran responsables sino víctimas de su pasado.
-Noción errónea de una relación romántica y prohibida, donde el amor terminará triunfando.

Es muy importante saber detectar a tiempo cuando estamos cayendo en las manos de estos expertos en manipulación emocional. Saber actuar a tiempo y poner lo antes posible DISTANCIA, es lo mejor antes de que nos hayan "lavado el cerebro" del todo.

jueves, 17 de mayo de 2018

SEGÚN ESTUDIOS LOS PSICÓPATAS TIENEN UN CEREBRO DIFERENTE.



Una investigación realizada con 40 presos de Estados Unidos, revela importantes diferencias con las personas no diagnosticadas como psicópatas.

Un estudio de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, asegura que el cerebro de una persona psicópata es distinto en estructura y función, por tanto, su comportamiento difiere mucho del normal o natural.

El estudio se realizó en una prisión donde se compararon los cerebros de 20 presos con diagnóstico de psicopatía con los cerebros de otros 20 presos que cometieron delitos similares, pero no fueron diagnosticados con esta enfermedad.

Los resultados arrojaron que los psicópatas muestran una reducción de las conexiones entre la corteza prefrontal ventromedial (CPFVM), la parte del cerebro responsable de sentimientos como la empatía y la culpa, y la amígdala, que interviene en el miedo y la ansiedad.

"Este es el primer estudio que muestra tanto diferencias estructurales, como funcionales, en los cerebros de personas con diagnóstico de psicopatía", afirma el profesor Michael Koenigs, autor del estudio.

Los resultados, que han sido publicados en la revista The Journal of Neuroscience, podrían ayudar a explicar el cruel e impulsivo comportamiento anti-social exhibido por algunos psicópatas.

Núcleo accumbens y psicopatía.


El núcleo accumbens está situado en un área del cerebro denominada basal. Cada hemisferio cerebral tiene un núcleo accumbens. Esta estructura forma parte de los llamados ganglios basales y recibe conexiones del área tegmental ventral (ATV), que provoca que se produzca dopamina en esta área.

La función principal del núcleo accumbens es su intervención en el sistema de recompensa. Pero cuando este no funciona bien, ya sea por causas genéticas o por ciertas experiencias vitales, da lugar a trastornos psicológicos.

Es un órgano cerebral implicado en funciones como la motivación, la recompensa o el refuerzo conductual positivo. Su desequilibrio se relaciona con muchos trastornos psiquiátricos y neurológicos como la depresión, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno bipolar, trastornos de ansiedad, Enfermedad de Parkinson, Trastorno de Huntington, obesidad y abuso de drogas.

¿Cómo se activa el núcleo accumbes? A través de reforzadores conductuales positivos naturales (RPN), tales como la ingesta de alimentos agradables, la práctica de sexo, el dinero, etc…  Se activan el grupo de neuronas que integran el núcleo accumbens y se produce una liberación automática de dopamina que nos genera un inmediato efecto de placer.
Sin embargo, esta respuesta de recompensa no se produce únicamente a través de los reforzadores conductuales positivos naturales (RPN), también puede generarse gracias al uso repetido de drogas (cocaína, heroína, éxtasis, nicotina, etc…) Perpetuando los mecanismos involucrados en la adicción de las mismas.
De acuerdo con este estudio los psicópatas, o personas con trastorno antisocial de la persoanalidad, tienen un sistema de recompensa hiper-reactivo. Es decir, ante la anticipación de una recompensa, una gran cantidad de dopamina (más que el resto de personas) es liberada en el núcleo accumbens. Esto puede explicar que presenten conductas de abuso y la búsqueda de satisfacción personal sin pensar en las demás personas.

Hay que diferenciar entre psicópatas primarios o psicópatas puros y secundarios o trastorno antisocial de la personalidad, también denominados sociópatas.

En los primeros hay una clara carga genética y por lo tanto heredabilidad. Es innato y el ambiente, en todo caso, puede influir en que sean psicópatas criminales o psicópatas integrados. No son recuperables. Mientras que en los segundos, la etiología es básicamente ambiental y si pueden llegar a ser recuperables dependiendo del caso.


lunes, 16 de abril de 2018

DETECCIÓN DE LA MENTIRA. Disimulación, Simulación y Sobresimulación.

La mentira es algo inherente al ser humano. Se cree que las personas mentimos una media tres veces al día. Existen tres tipo básicos de mentira.
-Mentira o falseamiento.
-Exageración, cuando se maximiza un hecho real.
-Mentira sutil o encubierta, cuando se trata de ciertas verdades aceptables pero no se dice toda la verdad.

Durante la evaluación psicológica nos podemos encontrar con la posibilidad de que el paciente esté actuando de manera engañosa, mintiendo o exagerando sobre su estado como puede ser; con Impresión Positiva o DISIMULACIÓN y dos tipos de Impresión Negativa; SIMULACIÓN Y SOBRESIMULACIÓN.

Por un lado, hablamos de DISIMULACIÓN, cuando el sujeto intenta dar su mejor versión. Cuando por algún motivo desconocido, en principio, se muestra libre de patología o de los defectos normales de la gente.

Por otro lado en la SIMULACION, el sujeto nos hará creer que tiene algún tipo de patología o problema, sin que realmente exista, mientras que en la SOBRESIMULACIÓN, si existen síntomas pero el paciente los exagera con el fin de obtener algún tipo de beneficio.

Algunos indicadores de DISIMULACION.

-Nos encontramos en un contexto médico-legal.
-Discrepancia entre lo objetivado en las pruebas y lo referido por el sujeto.
-Presencia de rasgos psicopáticos o trastorno antisocial o narcisista de la personalidad.
-Falta de cooperación durante la entrevista.


Algunos indicadores de sospecha de SIMULACIÓN o SOBRESIMULACIÓN:

-Existencia de un beneficio externo.
-Discrepancia entre las pruebas médicas objetivas y la valoración subjetiva.
-Baja adherencia a las prescripciones médicas y el tratamiento médico o psicológico. 
-Incongruencia entre signos y síntomas presentados con el curso previsible de la patología en cuestión.
-La frecuencia, intensidad o duración de los síntomas excede con mucho lo usual en dicha patología.
-La duración del tratamiento es muy por encima de lo esperable sin base etiológica que lo explique.
-Escasos o nulos avances terapéuticos o mejora rápida de unos síntomas cambiando por otros.
-Recidivas contingentes con la posible alta laboral.
-El paciente "predice" su empeoramiento o su falta de mejoría.

Si observamos su conducta hay posibilidad de que una persona esté actuando de manera engañosa cuando existen varios de estos signos:

-El tono de vos es más elevado.
-Se comienza a poner a la defensiva.
-Se realizan menos movimientos de piernas y pies.
-Se realizan más pausas durante el discurso.
-No se recuerdan cosas o se dan excesivas explicaciones.
-Hay mayor actividad neurovegetativa; Aumenta la respiración, puede aparecer sudor, manos frías, taquicardia, aumento de la pupila...
-Hay discrepancia entre la emoción manifestada verbalmente y la expresión facial asociada a esa emoción.
-Se tapa la boca.
-Aparece picor en diferentes zonas del cuerpo.
-Se frota los ojos.

*Es importante evitar la interpretación aislada de lo hechos.




jueves, 15 de marzo de 2018

EL PERFECCIONISTA. El control como un seguro de vida.

El individuo con PERSONALIDAD ANANCÁSTICA o coloquialmente llamado "PERFECCIONISTA", es aquella persona que presenta rasgos de personalidad como hiperresponsabilidad, tendencia al control y la previsión, perfeccionismo y minuciosidad, fácil frustración, vivenciando antes lo que falta por hacer que lo que ya está hecho y exagerada atención al que pensarán los demás de él.

Hoy en día vivimos en una sociedad cada día más competitiva, donde parece que si no eres de los mejores no tienes cabida. Donde todo es para "ya", y en donde la información corre tanto que parece que nos quedamos atrás. Todo esto entre otras cosas hace que cada día nos sintamos más inseguros y en ciertas personas aparezcan conductas para compensar tanta inseguridad, como la perfección a la hora de realizar una tarea.

La personalidad anancástica está emparentado con el espectro psicopatológico obsesivo, y aunque puede haber una tendencia o cierta heredabilidad el que finalmente decide es el ambiente.

En estas personas el control es como un seguro de vida. La necesidad de control es muy frecuente y dicha necesidad tiene sus raíces en la inseguridad. Necesitan comprobar que están a salvo del error, de amenazas presentes o futuras y de perder el control. Todo lo que piensan que "quieren hacer" lo transforman en "debo de hacer", y cuando encuentran algún tiempo libre les produce una gran ansiedad y creen que deben aprovecharlo adelantando trabajo o haciendo alguna tarea que desde su punto de vista sea productiva. Identifican el ocio con perder el tiempo.

Finalmente todo este desgaste les lleva a acudir a consulta, pudiendo mostrar fuerte malestar, afecto negativo, ansiedad e incluso sintomatología depresiva.

Por otro lado, ALGUNOS EJERCICIOS que puede ir haciendo para no llegar a ese punto son;

1. Proponerse hacer alguna cosa al día no bien del todo o no como la hacían antes.
2. Saltarse la puntualidad en unos pocos minutos,
3. Delegar responsabilidades en los demás. Si salimos a comer o cenar que sean otros los que decidan el restaurante o el lugar.
4. No anticipar hechos. Anotar sus predicciones y observar si el resultado final es el esperado o si no se han cumplido.
5. No dirigir la conducta ajena y no hacer favores que no se le han pedido.
6. Acuda a pasar un rato con los amigos una vez por semana sin pretender hacer algo concreto, simplemente dejarse llevar sin hacer nada. 

jueves, 25 de enero de 2018

Mujeres Psicópatas


Tras el CASO DE PATRAIX, muchos son los que se asombran al ver que también existen mujeres con perfil de psicópata, desconociendo que suelen ser aún más habilidosas y peligrosas que los hombres.

Primero creo que es importante aclarar algunos conceptos.
Dentro de la psicopatía existen dos perfiles diferentes según el origen de la misma.

1. Por un lado, El Psicópata primario o psicópata "puro" sería aquel que nace con una tendencia innata hacia la manipulación, la explotación de los demás, suele haber un comportamiento cruel y sólo importa su bienestar y satisfacer sus deseos e impulsos.

2. Por otro lado, existen sujetos que son capaces de realizar actos psicopáticos, sin tener una personalidad psicopática innata, sino que la han adquirido por brutalidad e ignorancia. Son los denominados Sociópatas, donde el prefijo "socio" revela que el origen de su comportamiento está en la sociedad y no en un temperamento innato. Hablaríamos del trastorno antisocial de la personalidad, de terroristas, delincuentes y criminales.

Ambos tipos, si compartirían lo que en salud mental denominamos "La triada oscura"; Narcisismo, maquiavelismo y falta de empatía.

A diferencia del Trastorno Antisocial o el Trastorno Antisocial Aprendido, en el Psicópata Puro,  las RESPUESTAS MUCHO MÁS FRIAS,  hay MAYOR MANIPULACIÓN y AUSENCIA DE EMOCIONES (son fingidas), salvo ira o frustración cuando no obtienen lo que quieren. Suelen ser HABILIDOSOS SOCIALMENTE, ENCANTADORES y EDUCADOS, sin problemas psicológicos o emocionales, presentan BUENA IMAGEN y suelen llevar una vida aparentemente normal.
Son lo que llamamos Psicópatas integrados, ya que permanecen latentes y perfectamente integrados en la sociedad. No suelen tener problemas con la justicia hasta que son pillados, muchas veces cuando ya han realizado crímenes horribles.

Las mujeres psicópatas, son menos que los varones (proporción aprox, de 1 a 7). Hay muchas menos asesinas en serie, pero también existen.
La mujer psicópata es igual de dañina que el varón, pero su recurso a la violencia extrema es menor.
Son mucho más sutiles. Utilizan más el veneno u otro tipo de métodos menos violentos, o en ocasiones, terceras personas a las que "encandilan" y manipulan emocionalmente, para que hagan el trabajo sucio. La mujer utiliza la seducción.

Este tipo de mujeres se muestran como la mujer "ideal", llena de encantos, con buena imagen, con personalidad, con gustos definidos, incluso en ocasiones con intereses exquisitos. Su imagen de fragilidad y el hecho de ser mujer, las hace más difíciles de detectar, pero existen así que... SEÑORES OJOS ABIERTOS.

domingo, 14 de enero de 2018

Hablarse en tercera persona ayuda

Así es, por mucho que nos tomáramos a risa, cuando Aida Nizar, de "Gran Hermano, hablaba en tercera persona, desconociendo si es su caso, hablarse en tercera persona ayuda a regular las emociones y nos ayuda a tomar perspectiva ante una situación complicada.

Pensar en tercera persona cuando nos enfrentamos a acontecimientos negativos puede ayudarnos a controlar mejor nuestras emociones, y el estrés que podamos experimentar.

"Un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Michigan y de la Universidad de Michigan, ambas en EEUU, han hecho una investigación con dos estudios en los que han observado que el diálogo interno en tercera persona en situaciones de estrés puede ayudar al autocontrol y evitar así que nos afecte en exceso o en su extremo que nos bloqueemos.

Al abordar los problemas desde un punto de vista externo se produce una menor reacción emocional y se ven las cosas desde otra perspectiva. Nos permite tomar distancia, controlar más las emociones que tanto nublan la razón y ver las cosas de manera más objetiva.

Un ejercicio para practicar podría ser;

Cuando tengas un problema o no veas con claridad algo toma asiento, respira tranquila y despacio, toma lápiz y papel. Imagina que el problema te lo cuenta tu yo más jóven, que te lo ha escrito en una carta que acabas de leer. Respóndele tu de igual manera. Hazle una carta a tu yo más jóven, intentando ver las cosas con claridad desde tu yo maduro.
El mismo ejercicio se puede hacer hablando primero como si fueras el yo más jóven e inexperto, y luego cambiándo por ejemplo de silla, desde tu yo más maduro.

miércoles, 10 de enero de 2018

¿Qué es la Psicología Forense?

La psicología jurídica y forense es hoy una de las áreas de la psicología ya consolidada que ha alcanzado entidad propia. Una prueba de ello, es el desarrollo que ha logrado en los diferentes contextos jurídicos en los que la Administración de Justicia tiene lugar; civil, penal, penitenciario, menores, social, laboral, militar, canónico, etc.

El psicólogo jurídico y forense, abarca tareas fundamentales de evaluación y asesoramiento pero también de prevención e intervención que se han extendido no sólo a juzgados, tribunales y fiscalías sino también a los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

A diferencia de la psicología clínica donde se realizan tareas de evaluación, diagnóstico e intervención, en la psicología forense, se realiza una evaluación minuciosa de la personalidad del sujeto así como de la posible existencia de trastornos de personalidad, síndromes clínicos graves o trastornos psicóticos entre otros, y de su relación con el acto delictivo. Una vez realizada la evaluación pericial, se confecciona el informe y se aporta a la instrucción, quedando pendiente de ratificar en sede judicial.