jueves, 2 de diciembre de 2021

INFORME PSICOLÓGICO PERICIAL. ¿Cuándo y por qué?

 Es común, que a la hora de hablar de informes psicológicos periciales, surgen diferentes dudas. ¿Qué son realmente?, ¿Cómo se elaboran?, ¿Sirven de algo?, etc.

El INFORME PSICOLÓGICO PERICIAL, es una prueba fundamental en muchos procesos judiciales.

Se trata de una evaluación psicológica, que ayuda al juez a ver el estado mental de la persona dañada o imputada. Los jueces o abogados lo solicitan como herramienta para determinar la situación mental de la persona en cuestión.

Se dice que es un informe de parte, ya que es un informe que adjunta la parte acusatoria o la defensa para esclarecer los hechos, es decir como prueba.

Se trata de realizar una evaluación psicológica exhaustiva, la cual con lleva la aplicación de pruebas psicométricas específicas, en concreto pruebas psicométricas con escalas de control del testimonio o validez, que nos van a indicar si hay una SIMULACIÓN (invención de síntomas), SOBRESIMULACIÓN (exageración de síntomas) o DISIMULACIÓN de síntomas. No se trata de una mera opinión subjetiva de un profesional, sino de pruebas perfectamente validadas, con una alta fiabilidad, que son utilizadas a su vez por los propios psicólogos del juzgado. 

Una vez realizado este paso y leído la documentación médico-legal correspondiente, se confecciona el informe psicológico pericial con los resultados y las conclusiones.

Además, el profesional, se suele desplazar a sede judicial para la ratificación ante el juez.

Algunas situaciones que pueden requerir de un informe psicológico pericial son;

-Valoración del estado psicológico del imputado.

-Valoración del estado psicológico de la victima.

-Valoración del estado psicológico del testigo.

-Valoración de secuelas o si hay una simulación.

-Valoración de una incapacidad.

-Valoración de las capacidades parentales en custodias de menores.

-Valoración de acoso laboral.


Un buen trabajo en este sentido, siempre imparcial, conociendo y cumpliendo con el deber como perito, puede ser la diferencia entre ganar o perder un caso. 



viernes, 26 de junio de 2020

VIOLENCIA PSICOLÓGICA

Por desgracia, se habla más de lo que quisiéramos de la violencia física, pero existe otro tipo de violencia que puede dejar la misma huella, la violencia psicológica.
Aunque la palabra parece que no hace daño, hay estudios que demuestran que la huella cerebral frente a un insulto, es similar a la de un golpe físico.
Entendemos por VIOLENCIA PSICOLÓGICA, el abuso psíquico, que tiene lugar en la relación entre dos personas. Son comportamientos que se convierten en agresiones y daños, de los cuales el agresor puede o no tener conciencia.
SIGNOS DE ALERTA para poder sospechar que ejercen violencia psicológica en nosotros.
-Mentiras
-Chantaje emocional
-Manipulación
-Anulación de la palabra
-Bromas hirientes
-Control
-Celos
-Ignorar o castigar
-Culpabilizar
Si en una relación existen algunos de estos signos, se podría decir que es una relación tóxica, donde uno de los miembros ejerce violencia psicológica sobre el otro.
Es importante, saber detectarla a tiempo, ya que suele aparecer en relaciones con PERFILES PSICOPÁTICOS, que con el tiempo dejarán mermada nuestra autoestima y deteriorarán nuestro bienestar psicológico.